El cigarro y su origen

Aunque los cigarros cubanos son quizá los más preciados del mundo, el cigarro probablemente no se originó en la isla. Fumar puros primero se arraigó en otras partes en el continente americano – exactamente donde y cuando sigue siendo incierto. Una vasija cerámica descubierta en Guatemala, fechada al menos en el siglo X, muestra a un maya resoplando hojas de tabaco ligadas con una cuerda. (Los mayas podrían haber dictado el nombre del objeto: su palabra para fumar, sikar, muy probablemente condujo al español cigarro y al inglés cigar, del cual el cigarro toma su nombre.) Cuando Colón llegó al continente, él también descubrió el tabaco, los nativos del continente fumaban manojos de trenzadas hojas de tabaco envueltas en palma seca o tuzas de maíz.

Altman, Alex “A brief story of the cigar”, TIME Magazine, Enero 2009. Traducción libre. 

Los españoles descubrieron que los mayas eran apasionados fumadores de tabaco, usando la hierba y ocupándose en un hábito previamente desconocido para el mundo occidental. De acuerdo con la evidencia etnológica y arqueológica, esta costumbre no era solamente un pasatiempo social, sino también tenía significantes implicaciones mitológicas y religiosas; penetró profundamente el folclor maya e influyó fuertemente en el arte.

Mayan_priest_smoking
El anciano dios L fumando un gran cigarro. Marco de puerta, Templo de la Cruz, Palenque, Chiapas.

 

Continúa leyendo El cigarro y su origen

Anuncios