La deidad omnipresente que no existió *

(Originalmente en The Complete MesoAmerica… and more.  Traducción por Popol Mayab’ )

Es algo extraño con los dioses: Mucha gente afirma que existen, porque lo saben y lo creen. Muchos dicen que probablemente no hay ningún dios. Los científicos a menudo se refieren a los dioses como hechos por la humanidad. Al fin, uno probablemente no sabe si un dios existe o no. Sin embargo, si uno habla de un dios en particular, si ese era el dios de alguna cultura antigua en una religión panteísta, se pone más difícil.

Sin embargo, ahora mismo quiero presentar un caso ante ustedes: el caso del dios Hunab Ku. Hunab Ku se dice que es un alto e invisible dios de los mayas. En un diccionario del siglo XVI, se describe como “el único dios verdadero y vivo, también el más grande de todos los dioses de la gente de Yucatán. No tenía forma porque decían que no podía ser representado, porque era incorpóreo.” Obsérvese esta representación por José Argüelles, un autor mexicano-estadounidense:

Símbolo de Hunab Ku, representado por Argüelles.

Vemos un símbolo bastante abstracto, el cual podría representar un típico ying-yang y otros elementos de diferente simbolismo. Posee una suave circunferencia y por lo tanto podría representar al mayor de los dioses.

El problema con este dios es: nunca existió antes que los españoles tuvieran contacto con los mayas. Y aquí no estoy hablando en un sentido teológico, sino en uno cultural. En el siglo pasado, el autor mexicano Domingo Martínez Paredes publicó un libro sobre Hunab Ku, interpretando el concepto como prueba del monoteísmo maya. Representó un primer símbolo para la deidad, el cual era muy diferente al que vimos anteriormente, simplemente como un cuadro dentro de un círculo o un círculo dentro de un cuadro. Aunque incluso José Argüelles habló del concepto de Hunab Ku de Martínez, éste dibujó el símbolo de una manera completamente diferente. Esto suena arbitrario y de hecho lo es – pero también lo era el trabajo original de Martínez, el cual no tiene evidencia histórica. Hay solo tres fuentes históricas en las cuales Hunab Ku o un símbolo como el de arriba pueden ser hallados:

– En el ya mencionado Diccionario de Motul

– En el Chilam Balam de Chumayel, un famoso libro maya postcolonial. Allí Hunab Ku es mencionado con el mismo significado que en el Diccionario…

– En el Códice Magliabechiano, un códice azteca del siglo XVI, la única referencia gráfica a Hunab Ku en el estilo como el de arriba.

Si usted, amable lector, acaba de pausarse con dudas, tiene toda la razón de hacerlo: escribí Códice Azteca. Un códice Azteca es la única fuente gráfica para el símbolo de una deidad maya, como fue representado por José Argüelles. No solo no hay evidencia para ello, sino que esto es muy descabellado. Por supuesto, quisiera también mostrarles la correspondiente imagen del Códice, la cual puedo, gracias al gran sitio famsi.org, en donde el Códice está disponible. En la página 5v podemos ver lo siguiente:

Codex Magliabecchiano (Loubat 1904) fuente: famsi.org

Lo que vemos aquí es una representación de una capa, usada para un ritual Azteca. Las páginas anteriores y posteriores muestran 45 diferentes capas para diferentes rituales. Como puede verse en la imagen, la manta es llamada “manta de araña de agua”. No hay razón entendible por qué la representación de una capa Azteca debiera ser enlazxada con el símbolo de una deidad maya. Lo que Argüelles hizo aquí fue enlazar cosas que no son enlazables en realidad.

Las cosas empeoran: Como vimos en las fuentes, cada mención de Hunab Ku fue creada después de que los misioneros españoles llegaron a tierras mayas, tratando de convencerlos con el dios cristiano, el cual es el único dios vivo y verdadero, el cual no tiene forma y el cual no podía ser representado porque era incorpóreo. Si eso suena familiar, es porque eso es parcialmente la definición del diccionario de arriba. El hecho es que Hunab Ku solamente apareció después que el dios cristiano fuese insertado en la cultura maya. En este punto es válido suponer una conexión, mientras no hay evidencia de la existencia del principio de Hunab Ku en fuentes precoloniales.

Si hay alguna deidad en la cultura maya, que es considerada como dios creador, es el dios D, Itzamnaa. Era un dios como muchos otros y hoy es erróneamente llamado como el hijo de Hunab Ku. También podemos ver la influencia cristiana aquí: Padre e Hijo.

Dios D, Itzamnaa

Las cosas empeoran aún más: en años recientes, seguidores del New Age y seguidores del Mayanismo (al contrario de los Mayanistas o Mayistas, los cuales son los verdaderos académicos) ampliamente aceptaron el principio de Hunab Ku como la máxima deidad de los mayas. Si se atreven, pueden buscar “Hunab Ku” en el motor de búsqueda de su preferencia. Obtendrán miles de resultados, todos repitiendo las mismas equivocaciones, presentándolas como hechos:

– “Hunab Ku, la fuerza creadora de la vida, como los mayas lo llamaban…”

– “Hunab Ku nos prepsara para éste despertar cósmico al presentar 77 simbolos sagrados…”

– “Hunab Ku es dios y diosa del tiempo. Es un organismo gigante y viviente…”

– “Hunab Ku es un glifo maya representando un “agujero negro” en el centro de nuestra galaxia…”

– “Hunab Ku, prueba científica de las señales del núcleo galáctico.”

Esta lista podría continuar y continuar. Hunab Ku también está vinculado a la profecía apocalíptica del fin del tiempo de 2012. 

Hunab Ku es con certeza una representación del dios cristiano introducido a la religión maya por frailes franciscanos para arreglar la conversión al cristianismo de una manera mucho más suave. Todo lo demás es mayormente simple, moderno, invento con influencia New Age o imaginación, especulación sin ninguna base, sea científica o de sentido común.

Quiero cerrar esta entrada con la representación de otras dos capas del mismo Códice Azteca, mostrando versiones similares, pero ligeramente diferentes de la misma capa. Esto muestra, que no era ni siquiera un símbolo sobresaliente respecto de todos esos diferentes símbolos.

Codex Magliabecchiano (Loubat 1904) fuente: famsi.org

Codex Magliabecchiano (Loubat 1904) fuente: famsi.org

Codex Magliabecchiano (Loubat 1904) fuente: famsi.org

Anuncios

Un comentario en “La deidad omnipresente que no existió *

  1. Pingback: Neo Indígena o New age | Popol Mayabʼ

¡Utz ulib'al alaq!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s