Tacuacín tiznador del cielo

opossum carrying ajaw e

El tacuacín: Trayendo un año nuevo que comienza en un día E / Eb’, un tacuacín usa un mecacpal para cargar a la deidad patrona asignada a dichos años. Hay cuatro tipos de año en total, correspondientes a las cuatro rayas hechas por este personaje quien llegó a auxiliar a Xb’alamke. Detalle del Códice de Dresde, página 25 en las versiones Kingsborough y Förstemann.

En eso ya quería amanecer
ya estaba teñido de rojo el horizonte.
-¡Ennegrécelo otra vez, Abuelo!, le fue dicho a la deidad del [amanecer.
Enseguida oscureció otra vez.
Cuatro veces tiznó el horizonte aquel abuelo.
“Está tiznando el tacuacín”, dice ahora la gente
cuando se tiñe el horizonte de rojo y azul
y así estableció su existencia.
Popol Wuj, pg. 94

En estas líneas, el abuelo aludido es el Mam, uno de los cuatro cargadores de los años nuevos. Estos anuncian la llegada del año nuevo solar, al igual que las rayas negras anuncian la llegada de un nuevo día.

“Está tiznando el tacuacín”

Esto es kaxaqin wuch’ , de Coto y de Varea tienen entradas por xaqin wuch’, “una oscuridad antes del amanecer”, lo cual confirma que [uuch] en el manuscrito del Popol Wuj debiera ser wuch’, tacuacín. Francisco Ximénez tradujo como “zopilote”, como si el texto tuviese [4uch]. Andrés Xiloj (QEPD)  leyó la partícula verbal como xaqin “hacer manchas negras”; de Varea tiene “rayar con carbón” como entrada para xaqij. Xiloj comentó: “A las 4:30 en la mañana está como si nubes negras estuviesen colocadas allá al final del cielo [el horizonte], son como un mar, están en grados o niveles, alternando amarillo y negro. Entonces, según la hora, mientras se aclara, lo negro se convierte en más y más negro, más negro y más negro y lo que era amarillo se convierte en rojo y más rojo a medida que el sol se acerca. Entonces cambia, esas nubes negras ya no están allí, ahora sólo está la luz del sol. Estas nubes negras parecen estar sobre la tierra, van lejos [a la izquierda y a la derecha] a todas partes. Las rayas dan la señal que el sol ya está alumbrando, son un reflejo. Cuando uno se levanta a las 4:00 o 4:30 en la mañana, kaq chuwi’ xekaj ‘está rojo sobre el fin del cielo’. Primero solo hay una raya negra, entonces se divide. Uno puede ver todo esto en la estación seca, pero no en esta época del año” (mientras él decía esto su voz era casi ahogada por el sonido de la lluvia).


Otra lectura sobre éste personaje en “El amanecer”, columna de Sam Colop, noviembre 2004.

Bibliografía

Coto, Thomás de
1983      Vocabulario de la lenga cakchiquel. Editado por René Acuña. México: Universidad Nacional Autónoma de México.

Sam Colop, Luis Enrique
2011       Popol Wuj. Guatemala: F&G Editores.

Tedlock, Dennis
1996        Popol Vuh: The Mayan book of the Dawn of Life. Edición revisada y expandida. A Touchstone Book. Simon and Schuster, Inc.

Varea, Francisco de
1929      “Calepino en lengua cakchiquel” Paleografía por William Gates. In the Gates Collection, Birgham Young University Library, Provo, Utah.

Anuncios

¡Utz ulib'al alaq!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s