No es Xelajuj No’j

NB: Esta columna pertenece a la página de Ucha’xik, pero no tiene fecha. En cuanto encontremos la fecha, será movida para allá y eliminada de acá.

Los Quichés dieron a este lugar el nombre de Xelahuh y Xelahuh Queh, o sea el día 10 Queh de su calendario

Año con año en la ciudad de Quetzaltenango se repite la misma historia y muchos de sus habitantes también sólo repiten lo que han escuchado. Con motivo de la feria “sin dios”, como mencioné el año pasado, ya se habla de la elección de Umial Tinimit Re Xelajuj No’j. Sin entrar en otro tipo de discusión lingüística, creo que vale la pena aclarar que el nombre antiguo de Quetzaltenango no está relacionado al día No’j.
Esto surgió, según me cuentan algunos quetzaltecos, de una propuesta de don Adrián Inés Chávez, quien escribió “She Lajuj Nôj” bajo la hipótesis de que antes existió un volcán donde había un centro ceremonial con ese nombre, del cual sólo quedan restos. Se refería al Cerro Quemado.
En términos históricos, existe un lugar llamado Pa lahunoh (Lajuj No’j) que no es la misma K’ulaja de los mames, ahora Quetzaltenango. En el Título K’oyoy aparece como “k’ula xelaju” en la página 19; pero en la página 23 aparece “k’ulaja ajxelaju”, y en la página 32 de ese mismo manuscrito se dice que hubo un ascenso a un lugar denominado “lajun (lajuj) quej” (trascripción k’iche’ de Robert Carmack, en Quichean Civilization, University of California Press, 1973).
En el Popol Wuj, a Quetzaltenango se le identifica como Xelaju o Xelajuj. Sin embargo, en los Títulos de la casa Ixquin-Nehaib, señora del territorio de Otzoya, al mencionar entre otros nombres de pueblos que aún lo mantienen como Cantel, Zunil, Xecul, Tz’oloj Che’ (Santa María Chiquimula), etcétera, se habla de Chi Lajum Quieh (sic), lugar sobre el cual don Adrián Recinos en pie de página escribió: “Lahuh Quiej, 10 Quiej, era un día del calendario quiché.
Es la antigua Culahá de los mames conquistada por los quichés. Los españoles la llamaron Quetzaltenango”. En otra página del mismo texto trascrito por Recinos aparece la palabra Lahunqueh (sic), lugar a donde llegó un correo de Xetutul Jun Batz’ –nótese aquí otro nombre calendárico– avisando que los kaxlales iban subiendo para allá y de Lahunqueh se reenvió otro correo a Chi Gumarcaah (sic).
En el Título real de don Francisco Izquin Nehaib, otro documento de las Crónicas indígenas de Guatemala (AGHG, reimpresión 2001) se vuelve a mencionar el nombre de aquella localidad, diciendo: “Señor de Culahá, Señor de Xelahú, que conoce su señorío…”, sobre lo cual Recinos reitera: “Culahá, nombre mam del actual Quetzaltenango. Los quichés dieron a este lugar el nombre de Xelahuh y Xelahuh Queh, o sea el día 10 Queh de su calendario”.
De aquí, entonces, que el nombre de Quetzaltenango conforme al calendario maya es Lajuj Kej, y no Lajuj No’j, aunque en los manuscritos citados aparezca como Lahum, Lahun que sabemos es el numeral para decir 10, y Quieh o Quej obviamente es el día Kej, “venado”.
Anuncios

¡Utz ulib'al alaq!

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s