Cuando los Yuuntsiles nos acompañen en el cultivo del íinaj*

Yuum Cháak aún presente en las ceremonias milperas. En esta imagen destaca la representación de Yuum Cháak, en la imagen de enmedio, a San Isidro Labrador (proporcionada por William Chan Orozco).

Continúa leyendo Cuando los Yuuntsiles nos acompañen en el cultivo del íinaj*

Los mayas “menos estudiados” dan vida a la lengua*

Mujeres mayas en la cocina

En estos últimos días durante mi caminar en el Mayab escucho a sus diversos actores opinar sobre su idioma; algunos al hablarme de sus experiencias desde el ángulo académico intentan hablar un “maya puro” y usan conceptos tan antiguos y cuando lo hablan casi no los entienden por los mayahablantes actuales. Luego escucho a los niños, jóvenes y adultos “yo hablo la lengua maya, pero no sé escribirla y leerla”. Continúa leyendo Los mayas “menos estudiados” dan vida a la lengua*

La “piedra del venado”, un codiciado imán para el cazador

Venado de cola blanca (Odocoileus virginianus). Foto de Venadopedia.

(POR GILBERTO AVILEZ Tax, doctor en Historia de Yucatán)

El finado padre de don Rach, el chiclero don Catalino Chimal Peraza, le platicaba que su tío don Felipe, hermano de don Catalino, era un constante cazador que a veces disparaba un venado, y otras no; y que componía su carabina hasta con la horqueta de un árbol de naranja, dejándola derechita en caso de tener una desviación producida por la salida de la bala. Un día, la suerte le cambió a don Felipe Chimal: al cazar un venado grande, Felipe le abrió el vientre con su machete. Al echar la panza, Felipe dio con una bolita, el tunich kéej; es decir, dio con la piedra de virtud del venado. Desde ese momento, Felipe supo que habría carne de venado hasta para regalar a medio pueblo. No había ocasión en que fuera al monte y que no regresara con un venado cinchado al lomo de su caballo. A veces tiraba hasta sin ver, y el venado, salido de la nada, caía dando pequeñas patadas. Continúa leyendo La “piedra del venado”, un codiciado imán para el cazador

Ba’ax tía’al ku tuus wíinik* / Sobre la inutilidad de mentir

Ba’ax tía’al ku tuus wíinik

Kulukbalik tu chi’ kaabaj pak’ tu’ux ku muulut wíinik ma’ u xu’ulul u máane’, máaxi’ chen ilik chan xmaaya nuuk ku k’áaytik u koonole’.
Yóok’ lu’um, tu jo’ol u nukuch bek’ech ook xma’xanabe’ u ki’ ets’kumaj jump’éel u chachak nu’ukul u koonol tu’ux yaan wa jayp’éel xmejen k’úumi’, ya’ax iiki’, mejen p’aaki’.
Je’elen in man wa ba’axti’ tia’al in wáantik.
–Teech wáa pak’ik maam –kin jan k’áatchi’itaj.
Tu jan líik’saj yiche’ ka tu núukaj in t’aan:
–In Ki’ichkelem Yuum, ba’ax chen yo’ola ken in tusech: ma’ teen pak’iki’: in wilib manik te’ tu kúuchil koonolo’obo’ ku taasikten in ka’ konej. Kex jump’íit ka in chan náajalte’ ku jóok’ol ti’al waaji’.
Tin manajti’ jump’éel chan k’úum, jump’éel ya’ax iik yéetel jump’éel chan p’aak. Ba’ax chen tia’al xan ka tuusnaken.

Continúa leyendo Ba’ax tía’al ku tuus wíinik* / Sobre la inutilidad de mentir

La obsidiana en Mesoamérica

ObsidianOregon
Obsidiana

La obsidiana es un vidrio volcánico que se forma cuando la lava, a 600 grados centígrados, con alto contenido de sílice y aluminio se enfría rápidamente. Si el descenso de la temperatura es lento, entonces los minerales se cristalizan y dan lugar a las rocas que son conocidas como riolitas, que son de colores claros: gris, café, rosa, rojizo y amarillento. La obsidiana de color negro característico, se creía que venía del inframundo, y por lo tanto se consideraba una materia prima fría y nocturna. Su transparencia, traslucidez y brillo dependen del espesor del fragmento y de la luz bajo la que se observe. Continúa leyendo La obsidiana en Mesoamérica

In lak’ech o los saludos mayas

No es bonito llegar a casa ajena, salir de ella e inventar que los habitantes de esa casa hacen cosas que en realidad no hacen.

Guillermo Kantun.

Continúa leyendo In lak’ech o los saludos mayas

Maíz tunicado

El maíz tunicado es una especie de maíz cuyos granos individualmente están envueltos en hoja también. En Tlaxcala ya está en desuso y peligro de extinción.

maíz tunicado
Ejemplar de maíz tunicado. Foto de Gastronomía Prehispánica en Facebook.

El maíz ajo conocido también como maíz tunicado, cultivado en San Juan Ixtenco, en el estado de Tlaxcala, representa el “eslabón perdido” entre el teosintle y el maíz domesticado. El maíz tunicado tiene la peculiaridad de cada uno de los granos de la mazorca esta envuelto en una hoja individual, como pueden verse en las fotos. Estas mazorcas son el último vestigio de este proceso de domesticación, y son el testigo viviente de la simbiosis entre maíz y el hombre contemporáneo.

Maíz tunicado, foto de Jair Trejo
Maíz tunicado, foto de Jair Trejo
Con información de Gastronomía Prehispánica y Jair Trejo